Skip to content Skip to footer

ENVIAR MENSAJE WHATSAPP

Complete el formulario y será redirigido a WhatsApp.

    Consulta Gratis

    OBTENGA UNA CONSULTA

    Por favor complete el siguiente formulario y nos comunicaremos con usted en breve.

      ¿Dónde viste/escuchaste sobre nosotros?

      “ La Vocación Médica ”
      Entrevista con el Prof. Dr. Ethem Güneren
      Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva

      El profesor Ethem Güneren es miembro de la Junta Europea de Cirujanos Plásticos y Reconstructivos (EBOPRAS), desde 2003, de la Asociación Americana de Cirugía Plástica desde 2017, y uno de los especialistas más reconocidos de Turquía, autor de 6 libros, incluida una colección de poesía y más de 130 artículos académicos, 100 de los cuales en inglés.

      El profesor Ethem completó su especialización en cirugía plástica y su residencia médica en 1998 después de graduarse del Departamento de Medicina de la Universidad de Estambul en 1987. Se convirtió en profesor asociado en 2004 y en uno de los primeros cirujanos de Turquía en realizar el examen EBOPRAS altamente selectivo en 2003.

      El Dr. Ethem es ponente habitual en congresos médicos que se celebran en todo el mundo, en Estados Unidos, Europa, Dubái y Turquía. Con más de 25 años de experiencia, es recibido como una figura de autoridad en los últimos avances en cirugía plástica y reconstructiva.

      El profesor Güneren trabaja como Jefe de Cirugía Plástica en Care in Turkey y cirujano practicante.

      "La Vocación Médica"
      Entrevista con el Prof. Dr. Ethem Güneren
      Buenos días doctor y muchas gracias por recibirme. ¿Podría comenzar dándonos una breve descripción de sus logros?

      Un placer. Claro. En mis 25 años de experiencia como cirujano plástico y reconstructivo he operado a un total de 2000 pacientes, aproximadamente. He estado 34 veces en África como cirujano plástico voluntario, en áreas rurales en ciudades imposibles, en países imposibles para operar a pacientes imposibles gratis, de modo voluntario, sin fines de lucro. 6 veces en Cisjordania, 5 veces en Gaza, 5 veces en Yemen, 7 veces en Sudán. Iba como

      enviado del Ministerio de Salud o una Asociación de Cirugía Plástica, la Asociación de Médicos del Mundo. Esta es la parte de cirugía reconstructiva de mi vida. Durante los últimos 13 años, he vivido en Estambul, donde he trabajado como profesor titular y practicante de cirugía plástica.

      Increíble. ¿Por qué decidió convertirse en cirujano plástico?

      Siempre he sido una persona curiosa, con muchas ganas de aprender y particularmente interesada en la medicina. Decidí proseguir este camino y después de graduarme tuve una hesitación de 5 años, hace muchos tiempo. Terminé el servicio militar y sentí la llamada del lado reconstructivo de la cirugía. Fue cuando comencé mi especialización y mis viajes a África.

      ¿Cuál es la mejor y la peor experiencia que ha tenido como cirujano?

      Mi mejor experiencia fue en África, en Sudán. Al tercer o cuarto día del campamento médico, el director del hospital vino a verme y me contó esta historia. El padre de uno de los niños operados estaba llorando desconsoladamente. El director le preguntó: “¿Por qué lloras? Te hemos traído a cirujanos de turquia, tu bebé fue operado ayer gratis, ¿por qué lloras? El padre respondió: “Si no lloro, ¿quién va a llorar?” Mi hijo tenía 4 años, fue operado por el Dr. Ethem ayer y he escuchado su voz por primera vez en mi vida.

      Estaba llorando de alegría.

      Mi peor experiencia fue un niño de 4 años víctima de un incendio. Murió en mis brazos. En Samsung, hace 20 años. Fue un caso muy grave. Traté de resucitarlo, desfibrilarlo, traté de

      injertarle la piel, pero 25 días después del incidente, murió en mis brazos. La quemadura es una lesión muy devastadora… especialmente en los niños.

      Me lo imagino… Supongo que tiene usted familia. ¿Cómo encuentra el equilibrio entre vida y trabajo?

      Durante mi período de residencia, fue catastrófico. Durante mi período como profesor asistente, también, pero cuando me convertí en profesor asociado y profesor titular, durante los últimos 20 años de práctica, transferí mi responsabilidad y enseñé y practiqué al 50-50. Antes de eso, era terrible, muy confuso. Turnos de noche, operaciones largas, deberes, reconstrucciones, es el destino del cirujano.

      ¿Qué es lo más conmovedor que haya escuchado de un paciente?

      El Dr. Ethem respira hondo y permanece en silencio durante un largo rato.

      Algunos pacientes me han agradecido haberles salvado la vida. Gangrena, diabetes o ahorrarles una amputación de rodilla baja. O pacientes con cáncer. Claro, también oigo palabras muy gratificantes con la cirugía plástica, pero no a ese nivel. Los agradecimientos más conmovedores provienen de las operaciones de vida o muerte.

      ¿Qué es lo que más y menos le gusta de su trabajo?

      Lo que más me gusta es el contacto con el paciente, literalmente cualquiera puede ser paciente, a cualquier edad. El paciente más viejo que traté era un hombre de 104 años con carcinoma del labio inferior. El paciente más joven tenía solo unos meses. Era un bebé con un defecto en el paladar. Si no reciben tratamiento, esos niños desarrollan problemas y se niegan a hablar para evitar la burla de otros niños. La cirugía es necesaria para que alcancen su máximo potencial en la vida.

      Entonces, lo que me gusta de mi trabajo es que no hay límite de edad. Ni diferencia de género. La cirugía plástica es un campo técnico. También tiene un lado artístico y se dirige a todas las partes del cuerpo. Ser cirujano plástico, en cierto modo, es como ser un semidiós, porque puedes manipular el cuerpo. Tal vez sea un complejo de superioridad. Pero me hace feliz.

      Lo que menos me gusta… hay un tema complicado para mí: la transición de género. Es muy difícil saber si se trata de una decisión final. Los cambios son irreversibles. Prefiero evitarlo. ¿Me equivoco? No lo sé. Pero es una gran responsabilidad. Puede tener muchas consecuencias psicológicas. No quiero entrar en esos asuntos.

      Durante la operación, ¿no tiene miedo de hacer una mala incisión, un error?

      ¿Es una broma? No es ningún don, es entrenamiento. Llevo ejercido desde 1992, siempre he practicado. No es magia, es científico. Es una buena pregunta, gracias, Antonio. Por ejemplo, al principio entrenamos haciendo pruebas con yeso, animales muertos, cadáveres, hay muy poca diferencia con una persona real. En mi opinión, no es magia, no somos artistas, no somos gente especial, entrenamos durante muchos años, hasta que se convierte en una acción normal.

      Pero tomemos a los músicos. Los músicos son personas que, como parte de su trabajo, a menudo, varias veces por semana, actúan frente a una audiencia y tocan música. Es su trabajo. Algunos lo han estado haciendo durante 30 años. Y sin embargo tienen miedo. Tienen miedo porque hay una gran responsabilidad.

      Ah, preguntas por la dificultad y la responsabilidad. Está bien. Un poco de estrés es una buena motivación para la acción. Todo el mundo tiene que tener un poco de estrés para tener éxito en lo que hace. Sin estrés, estamos demasiado relajados. Nos volvemos demasiado laxos. No necesitas ansiedad, necesitas motivación. Prefiero llamarlo motivación. Concentración y motivación.

      Videoyu oynat
      Videoyu oynat
      Videoyu oynat
      “La Vocación Médica”
      Entrevista con el Prof. Dr. Ethem Güneren
      Buenos días doctor y muchas gracias por recibirme. ¿Podría comenzar dándonos una breve descripción de sus logros?

      Un placer. Claro. En mis 25 años de experiencia como cirujano plástico y reconstructivo he operado a un total de 2000 pacientes, aproximadamente. He estado 34 veces en África como cirujano plástico voluntario, en áreas rurales en ciudades imposibles, en países imposibles para operar a pacientes imposibles gratis, de modo voluntario, sin fines de lucro. 6 veces en Cisjordania, 5 veces en Gaza, 5 veces en Yemen, 7 veces en Sudán. Iba como

      enviado del Ministerio de Salud o una Asociación de Cirugía Plástica, la Asociación de Médicos del Mundo. Esta es la parte de cirugía reconstructiva de mi vida. Durante los últimos 13 años, he vivido en Estambul, donde he trabajado como profesor titular y practicante de cirugía plástica.

      Increíble. ¿Por qué decidió convertirse en cirujano plástico?

      Siempre he sido una persona curiosa, con muchas ganas de aprender y particularmente interesada en la medicina. Decidí proseguir este camino y después de graduarme tuve una hesitación de 5 años, hace muchos tiempo. Terminé el servicio militar y sentí la llamada del lado reconstructivo de la cirugía. Fue cuando comencé mi especialización y mis viajes a África.

      ¿Qué es lo que más y menos le gusta de su trabajo?

      Lo que más me gusta es el contacto con el paciente, literalmente cualquiera puede ser paciente, a cualquier edad. El paciente más viejo que traté era un hombre de 104 años con carcinoma del labio inferior. El paciente más joven tenía solo unos meses. Era un bebé con un defecto en el paladar. Si no reciben tratamiento, esos niños desarrollan problemas y se niegan a hablar para evitar la burla de otros niños. La cirugía es necesaria para que alcancen su máximo potencial en la vida.

      Entonces, lo que me gusta de mi trabajo es que no hay límite de edad. Ni diferencia de género. La cirugía plástica es un campo técnico. También tiene un lado artístico y se dirige a todas las partes del cuerpo. Ser cirujano plástico, en cierto modo, es como ser un semidiós, porque puedes manipular el cuerpo. Tal vez sea un complejo de superioridad. Pero me hace feliz.

      Lo que menos me gusta… hay un tema complicado para mí: la transición de género. Es muy difícil saber si se trata de una decisión final. Los cambios son irreversibles. Prefiero evitarlo. ¿Me equivoco? No lo sé. Pero es una gran responsabilidad. Puede tener muchas consecuencias psicológicas. No quiero entrar en esos asuntos.

      ¿Cuál es la mejor y la peor experiencia que ha tenido como cirujano?

      Mi mejor experiencia fue en África, en Sudán. Al tercer o cuarto día del campamento médico, el director del hospital vino a verme y me contó esta historia. El padre de uno de los niños operados estaba llorando desconsoladamente. El director le preguntó: “¿Por qué lloras? Te hemos traído a cirujanos de turquia, tu bebé fue operado ayer gratis, ¿por qué lloras? El padre respondió: “Si no lloro, ¿quién va a llorar?” Mi hijo tenía 4 años, fue operado por el Dr. Ethem ayer y he escuchado su voz por primera vez en mi vida.

      Estaba llorando de alegría.

      Mi peor experiencia fue un niño de 4 años víctima de un incendio. Murió en mis brazos. En Samsung, hace 20 años. Fue un caso muy grave. Traté de resucitarlo, desfibrilarlo, traté de

      injertarle la piel, pero 25 días después del incidente, murió en mis brazos. La quemadura es una lesión muy devastadora… especialmente en los niños.

      Me lo imagino… Supongo que tiene usted familia. ¿Cómo encuentra el equilibrio entre vida y trabajo?

      Durante mi período de residencia, fue catastrófico. Durante mi período como profesor asistente, también, pero cuando me convertí en profesor asociado y profesor titular, durante los últimos 20 años de práctica, transferí mi responsabilidad y enseñé y practiqué al 50-50. Antes de eso, era terrible, muy confuso. Turnos de noche, operaciones largas, deberes, reconstrucciones, es el destino del cirujano.

      Durante la operación, ¿no tiene miedo de hacer una mala incisión, un error?

      ¿Es una broma? No es ningún don, es entrenamiento. Llevo ejercido desde 1992, siempre he practicado. No es magia, es científico. Es una buena pregunta, gracias, Antonio. Por ejemplo, al principio entrenamos haciendo pruebas con yeso, animales muertos, cadáveres, hay muy poca diferencia con una persona real. En mi opinión, no es magia, no somos artistas, no somos gente especial, entrenamos durante muchos años, hasta que se convierte en una acción normal.

      Pero tomemos a los músicos. Los músicos son personas que, como parte de su trabajo, a menudo, varias veces por semana, actúan frente a una audiencia y tocan música. Es su trabajo. Algunos lo han estado haciendo durante 30 años. Y sin embargo tienen miedo. Tienen miedo porque hay una gran responsabilidad.

      Ah, preguntas por la dificultad y la responsabilidad. Está bien. Un poco de estrés es una buena motivación para la acción. Todo el mundo tiene que tener un poco de estrés para tener éxito en lo que hace. Sin estrés, estamos demasiado relajados. Nos volvemos demasiado laxos. No necesitas ansiedad, necesitas motivación. Prefiero llamarlo motivación. Concentración y motivación.

      ¿Qué es lo más conmovedor que haya escuchado de un paciente?

      El Dr. Ethem respira hondo y permanece en silencio durante un largo rato.

      Algunos pacientes me han agradecido haberles salvado la vida. Gangrena, diabetes o ahorrarles una amputación de rodilla baja. O pacientes con cáncer. Claro, también oigo palabras muy gratificantes con la cirugía plástica, pero no a ese nivel. Los agradecimientos más conmovedores provienen de las operaciones de vida o muerte.

      Videoyu oynat
      Videoyu oynat
      Videoyu oynat
      #careınturkey

      Obtenga una Consulta

        ¿Dónde viste/escuchaste sobre nosotros?

        Care in Turkey es una marca de Pasifik Health Services Inc.
        Acerca de
        Estamos aquí para brindarle el servicio de atención médica de alta calidad con más de 15 años de experiencia.
        Contactos
        Büyükdere Caddesi No:171 Metrocity İş Merkezi, A Blok Kat: 23, Bağımsız Bölüm No: 193 Şişli / İSTANBUL
        Nuestros Servicios
        Reaxion Digital Agency
        Consulta Gratis

        OBTENGA UNA CONSULTA

        Por favor complete el siguiente formulario y nos comunicaremos con usted en breve.

          ¿Dónde viste/escuchaste sobre nosotros?